miércoles, 7 de marzo de 2012

Un jardín con alma

Ayer realmente el día no empezó muy bien, me levanté algo mareada, pero poco a poco se fue arreglando.
Una vez que salí de la escuela de idiomas, decidí caminar y caminar, hasta donde el sol me llevara, y me llevó hasta la serenidad del "Huerto de Calixto y Melibea". 
Esta es su maravillosa entrada y os invito a que os adentréis en ella, tenéis la puerta abierta.

Fotografía de la entrada del "Huerto de Calixto y Melibea" tomada por
Noelia García

Hacía tiempo que no lo visitaba, no sé bien cual es la razón, pero creo que la rutina diaria nos debilita para ir al encuentro de nuestros momentos más pacíficos en lugares como estos.
El huerto sigue estando igual de hermoso que siempre, está calmado y las plantas que hay en él hacen que sea un jardín espléndido e iluminado.

Realmente ayer paseando por él reviví la gran obra de la literatura clásica, en la que se cita este lugar: "La Celestina" (atribuida a Fernando de Rojas casi por completo), una lectura para mí obligada.

Una anécdota de mi adolescencia es que yo la leí cuando tenía 15 años en el instituto y me produjo tal atracción que no pude dejar de leerla y la terminé en un día más o menos (quizás un poco más, dos a lo sumo, no lo recuerdo con exactitud).

Y como me encanta esta maravillosa obra, me sentí como una espectadora de los acontecimientos que allí se pudieron vivir, pensé como Melibea, y me imaginé a Calisto y a la famosa alcahueta, la cual estaba ahí mediando entre el amor, una experta manipuladora y persona de gran codicia.

Al final Calisto consigue que Melibea se enamore de él, gracias a la ayuda de la alcahueta, que lo logra mediante un conjuro y sus habilidades de manipulación (por llamarlo así).

Creo que ya todos sabéis como se acaba la historia, Calisto muere cayéndose desde el muro y Melibea termina por suicidarse.

Es una historia triste la que se pudo vivir allí, pero llena de emoción y poder disfrutar del huerto cada día, deleitando nuestros sentidos con su magia, no tiene precio.
Creo que debería ser una visita obligada, porque es muy desconocido y verdaderamente merece la pena verlo.

Por último decir que me siento muy afortunada de tener la oportunidad de pasear cada día entre las páginas de la literatura y la historia.

Aquí os dejo el link para que podáis ver algunas fotos del emblemático huerto, especialmente dedicado a Gema (@gemadp) porque le hablé de él, y tengo pendiente una visita guiada con ella y a Ana (@MestraPrimaria) porque le prometí un paseo por él y ya que no lo conoce, este es un pequeño aperitivo.

http://www.flickr.com/photos/noebranford/sets/72157629529389999/

P.D. Pido disculpas por sí alguien no ha leído la obra y le he estropeado un poco el final, no era mi intención.

!Gracias por leerme, disfrutar de las fotos y hasta la próxima!






4 comentarios:

  1. Hola Noe:
    Muchíiiiisimas gracias por tu dedicatoria, qué regalo más bonito! Realmente me apetece releer la Celestina, hace tiempo que la leí y la disfruté porque, como a ti, me encantó, pero seguro que si vuelvo a leerla ahora que he visto tus fotos, la disfrutaré todavía más.
    Anoto, próxima lectura, La Celestina!

    Gracias mil!! Un besazo
    Gema

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa!
    No me las des un enorme placer para mí.
    Me alegro que te haya gustado, sonrío aunque no puedas verme.
    Pues cuando la vuelvas a leer mira esas fotos y así te sentirás más aun dentro de la obra.
    Es un paseo virtual, pero al menos quería que lo sintieras cerquita.
    Muchas gracias por comentar y leerlo!

    Un abrazo enorme! :D

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tus palabras serenas y precisas.
    Ya tengo ganas de ver ese jardín ;)
    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. De nada, un placer, me alegro que te guste y que tengas ganas de ver el jardín!
    Seguro que te encanta, jeje.

    Además desde él se pueden ver las catedrales, una vista hermosa y la Casa Lis está al ladito! :D

    Un abrazito! :D

    ResponderEliminar