viernes, 11 de mayo de 2012

Adiós soledad

Buscando la estabilidad personal te vi pasear cerca de mí, y me sorprendí cuando en aquel momento decidiste dirigir tu preciosa sonrisa hacía a mí y tu profunda mirada y simplemente pensé: "no puede haber un brillo más especial que el suyo".
Flower
En aquel instante el miedo se apoderó de mí, y no fui capaz de acercarme a ti, temblaba tanto que hasta mi voz se encogía y ni si quiera pude saludarte.
Otro día paso la misma situación y esta vez te saludé pero no me atreví a acercarme, de nuevo mi corazón se escapaba y mi mente me frenaba.
Siempre volvía al mismo lugar donde te encontré por primera vez, pero durante un tiempo no te vi más y por tanto la tristeza me invadía, pero decidí que la próxima que te viera me acercaría a ti y comenzaría una conversación contigo.
Y cuando ese día llegó, me atreví a acercarme y tú hiciste lo mismo, ambos con nervios no conjugábamos con exactitud las palabras, pero algo seguro, y mutuo era la percepción de ese sentimiento, desde entonces nos cogimos de la mano y ya no la soltamos.

11-5-2012 by @NoeBranford


Enlace a la fotografía:

No hay comentarios:

Publicar un comentario