martes, 8 de julio de 2014

Desayuno

Me levanté como siempre, aunque tardé más que otros días en desayunar. 
Vi que mi taza no estaba limpia, así que la fregué y como casi siempre suelo hacer, poco rato la dejé en el escurridor, apenas le di tiempo a que se secara por su propio pie, ya que tenía muchas ganas de tomar mi desayuno.
Cogí una servilleta, una cuchara, el paquete de galletas, un croissant, el bote de cacao y saque la leche de la nevera.
Con todo listo, incluida la taza mojada, la puse sobre la servilleta, y me dispuse a verter la leche fría sobre el cacao, así me gusta siempre en verano, incluso cuando me da por tomar café, lo hago con leche bien fría.
Primero comí mi croissant, luego di dos sorbos, a lo que siguió unas cuantas galletas y más sorbos.
Me levanté aun sin terminarlo, me quedaba media taza, pero quería guardar las galletas y de repente una se me cayó al suelo, y un trozo pequeño de la misma se desprendió de una de las esquinas, esparciéndose increíblemente en un radio de un metro.
Como si no hubiera otra cosa por hacer, ni por observar, embobada me quedé mirándola durante un rato, mientras iba pensando este relato, y me fijé en la distancia que separaba las migas que quedaban. 
Entre todos los restos encontré uno que tenía forma de corazón incompleto, y al poco pensé: "Es como una metáfora real de la vida cuando a alguien le falta algo para seguir mejor su camino e intentar en cada momento ser más feliz".
Así pues decidí recogerlo, le hice una foto para que quedara constancia de ello, y después de limpiar un poco la galleta caída me la comí y bebí el último trago de mi cacao.
Al final de todo me llevé el corazón incompleto encerrado en mi mano, la abrí, lo volví a mirar y lo dejé ir sin más en el momento en el que comencé a escribir sobre ello.


Foto tomada por Noelia García

8-7-2014 by @NoeBranford

PD: cuando un simple hecho tan efímero y cotidiano te inspira a escribir algo, que de otra forma no has logrado hacer, eso me hace pensar, que no hay que buscar grandes historias que impacten, sino que es momento de esperar, de ser paciente, ya que de lo que pueda pasar desapercibido a diario, se puede sacar algo.

2 comentarios: