viernes, 15 de abril de 2016

#Microcuentos de abril I

Hay momentos en los que el entorno no te dice nada, no te inspira, sientes que piensas palabras insípidas y repetitivas, por lo que prefieres no forzar sus sentimientos ni los tuyos. 
Ahí es cuando te das cuenta de que tienes que escribir lo que te guste, y cuando tengas ganas. 
Por eso he decidido reducir la dosis de microcuentos diarios, un objetivo que ya cumplí cuando llegué al año. Ahora simplemente los escribiré cada dos o tres días o quien sabe cada cuanto... ;)

1 comentario:

  1. No importa lo que tardes, Noe, nosotros los seguiremos disfrutando. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar